Qué es el testing de aplicaciones móviles

Desarrollar y lanzar al mercado una aplicación móvil implica numerosos pasos de planificación, creación y posterior mantenimiento y actualizaciones. Como ya hemos comentado en anteriores posts, el proceso de creación de una app es largo e implica distintas etapas. Uno de esos pasos es el testing de la aplicación.

No siempre ni todos los profesionales de la informática se han fijado en la importancia de revisar y hacer todo tipo de pruebas que verifiquen el buen funcionamiento de una aplicación. 

Seguro que eres y has sido usuario de numerosas aplicaciones móviles y en alguna ocasión no te ha cargado o había fallos que te hacían no estar cómodo navegando a través de ella. Esto puede deberse a falta de las suficientes pruebas durante el proceso de desarrollo.

Dentro de cualquier proyecto se debe reservar una etapa y un tiempo a la prueba de las aplicaciones que se desarrollan con el fin de crear herramientas sencillas, de fácil acceso y a medida para cada cliente según sus necesidades.

Hoy en día, al crear aplicaciones móviles hay que tener en cuenta aspectos como el diseño, la accesibilidad o la navegación, pero para que todo esto funcione correctamente, es necesario hacer una serie de pruebas o tests que aprueben lo que se ha desarrollado. De esta etapa nos centraremos en este post. ¿Cómo de importante es el testing de apps?

testing de apps

¿Por qué es importante la etapa de testing de una app?

Este paso es imprescindible para cualquier desarrollo de software ya que nos permite ver los errores que estamos cometiendo en la creación de una aplicación, así como ver el diseño, la accesibilidad y aspectos básicos y necesarios para que los usuarios se sientan cómodos navegando por la herramienta.

Ventajas de hacer pruebas en una app

Por un lado, puede pensarse que lo mejor a la hora de hacer el testing de una app sea llevarlo a cabo al final del proceso de desarrollo. Pero la verdad es que la mayoría de las veces la mejor opción es hacer pruebas a la vez que se va desarrollando algunos aspectos de la aplicación móvil.

Esto nos permitirá ir corrigiendo bugs o fallos de forma más ágil y rápida, e incluso facilita el trabajo a los desarrolladores que no tendrán que esperar a la creación de toda la aplicación para ir corrigiendo errores.

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y conoce mejor el mundo de las apps y la tecnología.

Por otro lado, involucrar al cliente en el proceso de desarrollo de una aplicación nos permite que también esté presente a la hora de hacer el testing de la app y por tanto aportar cada vez más mejoras, pudiendo ajustarse al resultado que nuestro cliente desea.

En cualquier desarrollo, las pruebas y el testing de una aplicación es un paso que no se debe saltar ya que gracias a estas pruebas se garantiza que una app funcione correctamente. Además, cuando se hace testing es necesario ver los límites hasta los que llega la aplicación.

Este proceso aporta calidad, seguridad, mejora la imagen de la empresa y el producto y permite corregir fallos antes de que la aplicación vea la luz y sean los propios usuarios quienes notifiquen dichos bugs.

¿Cómo hacer pruebas de testing de apps?

A la hora de hacer pruebas de la aplicación que estemos desarrollando tendremos que tener en cuenta una serie de factores. Podemos empezar decidiendo si las pruebas se harán en dispositivos móviles reales o en emuladores que permiten ejecutar un programa o aplicación en una plataforma para ver su comportamiento en distintos dispositivos.

Por un lado, las pruebas que se hacen en dispositivos móviles reales son más fiables y seguras ya que están haciendo el testing de las apps en los mismos dispositivos en los que lo harán los usuarios reales. De esta manera, conoceremos el comportamiento real de la aplicación que estamos desarrollando.

A la hora de utilizar dispositivos móviles reales para hacer el testing de apps también hay algunas desventajas. En este caso es necesario disponer de smartphones de distintos sistemas operativos (Android e iOS son los principales) y marcas para probar lo que ocurre en cada uno de ellos. 

Además, hay que tener en cuenta que nuevos móviles salen cada día al mercado. Esto puede suponer un desembolso importante de dinero y aumentar los costes.

Por otro lado, utilizar emuladores puede ser otra forma de hacer el testing de apps. Un pequeño inconveniente de los emuladores es que no tienen la misma fiabilidad que los dispositivos reales, pero sí son una buena alternativa para ver cómo funciona una aplicación móvil. Además, algunos de estos emuladores son gratis por lo que el coste sería mínimo.

En ABAMobile llevamos más de 8 años desarrollando aplicaciones móviles a medida. Para nosotros, el proceso de pruebas y testing de una app es un paso imprescindible gracias al cual confirmamos su buen funcionamiento o corregimos los errores necesarios.

Ponte en contacto con nosotros y solicita una primera reunión sin compromiso.

Comparte este post/Share this post
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest