Cómo convertir una web en una aplicación móvil

Hace unos años, cuando internet comenzó a popularizarse y ganar accesibilidad, se vio el gran potencial que podía llegar a alcanzar. Fue entonces cuando muchas empresas de tamaños diferentes empezaron a desarrollar páginas web que funcionaban como un escaparate virtual. Estas páginas permitían aumentar la visibilidad y el alcance de los productos o servicios que se ofrecían.

Hoy en día, las páginas web siguen siendo un canal de comunicación muy efectivo y parte de la estrategia de marketing de muchas empresas. Pero actualmente no solo existe este canal, sino que también han ido surgiendo alternativas gracias al desarrollo de los dispositivos móviles. Una de estas alternativas a las páginas web son las aplicaciones móviles.

cómo convertir una web en app

Por esta tendencia cada vez más móvil, estos dispositivos ganan importancia y surge la Filosofía Mobile First. Con ella se quiere que las pantallas móviles tengan un mayor protagonismo y por eso se adapta el contenido a los dispositivos móviles como smartphones, tablets o wearables. 

Como buenas prácticas, adaptar el contenido de una web al formato móvil es algo cada vez más común. Pero si se quiere ir un paso más allá, lo mejor es el desarrollo de una aplicación móvil. A medida que pasa el tiempo, las páginas web cada vez son menos usadas en detrimento de las apps.

¡Suscríbete a la newsletter mensual y conoce mejor el mundo de las apps y la tecnología con noticias, casos de éxito y post interesantes!

Ventajas de las aplicaciones móviles

Las aplicaciones móviles son siempre accesibles para los usuarios al estar disponibles en los smartphones, dispositivos que llevamos con nosotros en todo momento. Esto hace que los usuarios tengan siempre presente la marca de una empresa, sus productos o servicios independientemente del lugar o momento en el quieran hacer una consulta o compra.

Hoy en día, se pueden desarrollar aplicaciones móviles de todo tipo y para cualquier sector. Crear apps a medida desde las cuales mejorar la productividad y eficiencia de un negocio es cada vez más común.

Aunque las ventajas y beneficios de una aplicación móvil son muchas, también somos conscientes de los inconvenientes que pueden acarrear para algunos negocios, en especial aquellos de pequeño y mediano tamaño. Tener una app requiere de una inversión que no todas las empresas pueden llevar a cabo

Por eso, para situaciones como estas existe el encapsulado de web. Esto es, convertir una web en una aplicación móvil.

Diferencias entre web y app

Para algunos clientes, convertir una web en una aplicación puede que no sea necesaria a priori ya que con una web adaptada a las pantallas de los dispositivos móviles se cubren muchas funcionalidades. Pero una aplicación móvil no solo sirve para disponer del contenido web en un smartphone

Una de las grandes diferencias entre una web y una app es la conexión. Mientras que para acceder a una página web se necesita tener conexión a internet, con una app no es necesario, o por lo menos no para todas las funcionalidades.

Además, las aplicaciones nativas te las puedes descargar de las tiendas de descargas del tipo Google Play o App Store. Mientras que para acceder a una web o una web app es necesario acceder a un navegador y buscar la web que necesites.

convertir web en aplicacion

Ponte en contacto con nuestro equipo para comenzar tu próximo proyecto!

Cómo convertir una web en una app

Ante el auge de las apps y su importancia en muchos negocios, convertir una página web o app web en una aplicación móvil es una solución cada vez más recurrente. Convertir una web en una app permite tener una aplicación nativa de forma más rápida e invirtiendo menos recursos que si se creara una app nativa desde cero.

Actualmente, hay diversas formas de convertir una web en una app. En internet se pueden encontrar herramientas gratuitas o de pago que facilitan esta conversión. Aún así nosotros te recomendamos que contactes con un equipo de profesionales en software y aplicaciones que puedan convertir una web en una app de forma exitosa, manteniendo así la estructura y el mismo diseño. Así se consigue que todos los elementos y funcionalidades del sitio web se adapten al formato de aplicación.

Hay que tener en cuenta que las páginas web y las aplicaciones móviles no son canales excluyentes, sino que en muchas ocasiones son complementarios. 

Ponte en contacto con nuestro equipo para llevar a cabo el encapsulado de una web y convertir una página en una aplicación móvil. 

Comparte este post/Share this post
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest